Smart Home: Seguridad, productividad y Placer

Sociedad

El uso de la Smart Home o la casa domótica es una tendencia que puede ser aplicada en cualquier lugar del mundo, brindando a sus propietarios y demás habitantes seguridad, confort, comodidad, eficiencia energética durante las 24 horas del día. 

Cuando se habla de una casa domótica, se puede pensar en un sinfín de beneficios, como lo son el ahorro, la calefacción, como herramienta de seguridad, como diversión, entre otros beneficios que mencionaremos en este apartado. 

La Smart Home como dispositivo de seguridad y protección 

El objetivo de una casa inteligente es facilitar el cuidado y la protección de los bienes de los propietarios así como el de sus familias, además es una herramienta automatizada para aumentar la productividad de sus habitantes y mejora la estética del lugar proporcionando placer y comodidad. 

El estudio demostró que los usuarios con tecnología inteligente tienen el deseo de proteger el hogar y cuidar sus habitantes, por ende busca las mejores opciones de protección recomendadas por cerrajeros especialistas en el área. 

Por ejemplo, las casas inteligentes que se instalan tanto dentro como fuera del hogar son útiles para que los propietarios supervisen todo lo que sucede en estos espacios, sobre todo si tienen niños o viven con personas mayores. 

El uso de la Smart Home como recurso de seguridad y protección también se usa en los hogares de personas con algún tipo de discapacidad, ya que la tecnología inteligente permite que las personas más vulnerables se sientan cómodos y seguros en la apertura de la puerta o para supervisar la temperatura de a habitación, entre otros beneficios. 

El hogar inteligente como un recurso para la productividad

Uno de los beneficios más destacados y por lo que muchas personas desean un Smart Home es disminuir la recarga de actividades diarias, es decir, disminuir el esfuerzo físico o mental para cumplir con algunas actividades. 

Un ejemplo evidente es la calefacción inteligente, las luces automáticas, así como las puertas o persianas con las mismas cualidades, resultan placeres indispensables en la vida de muchas personas, que no conciben su día a día sin estas comodidades. 

La tecnología de los hogares inteligentes también mejoran la productividad y está en la capacidad de ofrecer la coordinación de múltiples tareas, por ejemplo con los asistentes de voz, ya que permiten liberar las manos de las personas y les permite realizar otras actividades, de esta forma los propietarios se sienten más productivos porque puedes realizar más tareas al dia. 

Finalmente, tener una casa inteligente resulta un placer, además puede resultar una experiencia divertida, por ejemplo en el caso de la iluminación y los altavoces inteligentes son una fuente importante de disfrute ya que son capaces de crear experiencias sensoriales que cambian el ambiente y pueden llegar a mejorar el estado de ánimo de sus habitantes. 

Asimismo, múltiples estudios detectaron el placer que sienten muchos usuarios por compartir los dispositivos del hogar inteligente con otras personas de su entorno, como cambia sus vidas y actividades diarias, solo hay que recalcar que hay que estar al tanto de la seguridad, protección y privacidad que brindan estos equipos al hogar.