El extraño pasatiempo de forzar cerraduras o “Lockpicking”

Ocio

Desde hace algún tiempo existe un extraño pasatiempo en el que participan no sólo cerrajeros profesionales, sino también muchos aficionados que nada tienen que ver con el negocio de la cerrajería y mucho menos prestan servicios como profesionales del ramo.

Este pasatiempo es conocido como “lockpicking” o el forzar cerraduras. 

Se hacen competencias a nivel mundial, y ahora con la pandemia y el confinamiento, se han llegado a celebrar competencias en línea, y se ha creado una comunidad en línea, que, a pesar de las críticas y comparaciones con ladrones, y daños a sus dedos, siguen en constante crecimiento.  De hecho, ya en línea la comunidad sobrepasa las tres mil personas de todo el mundo.

Las competencias

La precisión es de suma importancia, hay que escuchar y sentir la señal adecuada, al igual que lo haría quien desactiva una bomba, o intenta abrir una caja fuerte.

Podría llevar minutos, horas, días. Incluso semanas. Las herramientas se rompen, las yemas de los dedos se vuelven moradas con la presión. Los agarres flaquean. Todo por una serie de pequeños mecanismos, escondidos dentro de los confines de una pieza de metal no mayor a unos centímetros.

Es riguroso y exigente, pero para la comunidad vale la pena escuchar ese clic final.

Es un desafío, un rompecabezas invisible que ha atraído a miles de personas a converger en línea para compartir su emoción y frustración por una cerradura abierta.

Los participantes de esta afición no tienen ningún tipo de interés en la actividad criminal, ni de robar los tesoros ocultos de otra persona.  Se trata de un arte.

Se trata del reto, de probar las habilidades, y de obtener un resultado satisfactorio.

Muchos de los participantes se toman el tiempo necesario para forzar las cerraduras con herramientas especiales para “picarlas”.  Pero, los cerrajeros tienen credibilidad y confianza, pero lo que hacen no es picar. Un cerrajero que ayuda a alguien que se ha encerrado fuera de su apartamento, por ejemplo, quiere entrar lo más rápido posible y esto significa potencialmente usar taladros y otras herramientas para romper el candado, mientras que un competidor tiene tiempo para sentir los mecánicos.

Son esas complejidades mecánicas las que atraen a los devotos de los deportes de bloqueo. Es crear herramientas para abrir cerraduras, adaptar la presión, desarrollar técnicas, crear cerraduras de desafío, grabar éxitos en video, ascender en las filas internas e incluso asesorar a los miembros más nuevos de la comunidad.

Como ocurre con todos los deportes, un sistema de progresión les da a los practicantes algo por lo que luchar. Y se premian como en el kárate, con cinturones de colores.

El sistema de cinturones es una forma de categorizar las cerraduras para ayudar a las personas a saber qué buscar

Para abrir una cerradura, debe imitar los cortes de una llave para despejar la línea de corte y girar los tapones. Esto requiere una presión y tensión considerables, utilizando múltiples herramientas externas para simular la longitud de una llave.

Definitivamente, todo un arte y un excelente deporte.